El legado de Damián

Damián Di Mónaco, de setecientos años, es un implacable guerrero de la casta de los Silverwalkers de la Estirpe de Plata. Tiene a su cargo hallar un símbolo, indispensable para la evolución de la estirpe, que está en poder de una guardiana, Maia Serrano.
Maia Serrano es una bellísima y frágil bailarina clásica de veinte años, que vive y trabaja en una fundación en Ciudad de México, cuidando y ayudando a niños de la calle. Desconoce que es la guardiana de un símbolo y que, a su vez, pertenece a la Estirpe de Plata.
Una noche, mientras está impartiendo una clase de danza, se topa de nuevo con el atractivo y misterioso individuo que conoció diez meses atrás, cuando era torturada a manos de un enemigo implacable: los caídos. Maia cree que ese hombre va tras ella para asesinarla, por lo que huye desesperadamente de él.
Pero Damián no está dispuesto a dejarla escapar, ya que es esencial para la evolución de la estirpe pero, sobre todo, porque despierta en él una feroz y demoledora atracción capaz de llevarlo al límite de sus fuerzas.