La verdad de una mentira

Dispuesta a despejar dudas y, principalmente, a averiguar los motivos por los que su padre la abandonó entregándola a los cuidados de una amiga, Lorena viaja a España para conocer a su familia paterna. El retorno a su país no solo da los frutos que buscaba, sino que también destapa una trágica historia de envidias, celos y muerte. Y para complicar aún más la maraña en la que en pocos días se ha convertido su vida, aparece en escena Alejandro...

«Lorena observó al hombre alto de sonrisa aniñada. Era grande y hermoso. Tenía los hombros anchos bajo una cazadora de cuero negro y rezumaba virilidad por los cuatro costados.
―¿Y tú quién eres? ―le preguntó.
Su abuela se dio la vuelta y le regaló un guiño.
―Es Alejandro Montalbán, el prometido de tu prima Paloma...».